"Graduación 2011"

martes, abril 12, 2011



Dentro de nada comienzan las graduaciones. Nervios, diplomas, decoración, prisas… Y lo más importante para las chicas, esa pregunta que surge siempre, la primera que suele surgir… ¡¿Qué me pongo?!

Pues no es fácil, hay diferentes tipos de graduaciones, pero yo hablaré sobre las escolares, que son las únicas que he presenciado hasta ahora y la mía será en breves. En el post de hoy aconsejaré cómo vestirse para esta ocasión.

Siempre tendremos la duda si la gala será de largo o de corto… Pues bien, la mía, por ejemplo, será de corto, a diferencia de muchos otros colegios, institutos, etc., y es sobre la cual me centraré hoy aquí.

Obviamente, para gustos (literalmente) colores. Así que en lo que a color se refiere no voy a decir mucho, porque cada una puede escoger el que más le guste o el que mejor le quede, pero claro está que debemos respetar algunas directrices, como obviar el blanco (ya que no queremos parecer novias o niñas que hacen la comunión) y los colores chillones (como el naranja butano o el amarillo canario), con los cuales se nos vería a kilómetros, además de destacar entre todos los chicos con sus sobrios trajes de chaqueta… Vamos a una graduación, no a uno fiesta playera.

Hemos dicho que la longitud del vestido sería corta, pero hay muchos “cortos” distintos, así que, por mucho que tengamos unas piernas de vértigo, no podemos ir enseñando “cacha”. La longitud que se suele utilizar en estos eventos de cóctel, suele ser un poco por encima de la rodilla, para enseñar el hueso (que siempre queda muy bien), pero sin que al subir al escenario se nos vea hasta el carné de identidad.

Hay muchos tipos de vestidos diferentes. Los hay en forma de globo, rectos, acampanados, etc. Aquí si que ya no os puedo decir nada más, porque a cada cuerpo le queda mejor uno u otro tipo. Cuando vayáis a comprarlo, fiaos de vuestra madre o de la persona que os lo venda, suelen saber de lo que hablan. Personalmente opino, que aunque os queden bien los vestidos muy ceñidos, no es la mejor ocasión para lucir palmito, es vuestra graduación.

No es necesario gastarse mucho dinero en el vestido. Hay diferentes tiendas muy económicas con vestidos muy bonitos para estas ocasiones, pero lo importante en ese caso es no elegir un vestido ni recargado ni llamativo, sino elegir buenos accesorios que dirijan toda la atención hacia ellos, como por ejemplo collares, pendientes, pulseras, broches, etc.

El toque perfecto para un buen conjunto son los zapatos, que os guste o no, se ven. Cuando una sube al escenario a recoger su diploma, los ojos de todos los presentes en la sala se posan sobre ella analizándola de arriba abajo: pelo, maquillaje, vestido, accesorios y zapatos.

Y si no queréis sufrir el típico accidente que nadie y recalco NADIE quiere tener, o sea tropezar al subir al escenario y caer por la escalerita (ya que los nervios pueden jugaros una mala pasada), hay que elegir un zapato de un tacón normal, nada de tacones vertiginosos de quince centímetros, algo cómodo, y sobretodo, que se sujete bien al pie, para no acabar siendo una Cenicienta, porque hay que reconocer, que ningún príncipe de cuento de hadas va a venir a casa a devolvérnoslo. Y lo más importante, no queremos rompernos un tobillo.

Obviamente, el color del zapato va a ser uno que pegue con el vestido, pero jamás debe ser más llamativo que éste, a no ser, que queramos parecer Dorothy, del mago de Oz.

Espero que os sirvan de ayuda estos consejos y estéis muy guapas en vuestras graduaciones, pero recordad, cada una es libre de vestir como quiera y debe encontrar su propio estilo.

You Might Also Like

0 comentarios

Subscribe