Liz Taylor

sábado, marzo 26, 2011


Nos ha abandonado una estrella. Ha vuelto al sitio de donde vino, al firmamento. Eslizabeth Rosemond Taylor, más conocida como Liz Taylor, nació en Hampstead (Londres) el 27 de febrero de 1932.

Liz Taylor venía de una familia de inmigrantes estadounidenses de clase media alta dedicados al comercio del arte, que se mudaron a Inglaterra, para ocuparse de sus negocios en la capital, pero algo antes de estallar la Segunda Guerra Mundial, regresaron a América. Gracias a ello, Taylor consiguió la doble nacionalidad, la británica y la estadounidense.

Liz T. fue una niña prodigio. Empezó muy pronto su carrera en el cine con simples cameos. Su primer papel importante no llegó hasta sus 12 años, con “Fuego de juventud” (“National Velvet”, 1944).

Fue lanzada al estrellato con la película dirigida por Richard Brooks “Cat on a Hot Tin Roof” (“La gata sobre el tejado de zinc”, 1959) junto con Paul Newman. Gracias a este drama romántico, consiguió susegunda nominación al Óscar por “Mejor actriz” y su primera candidatura a los premios BAFTA.

Pero el primer Óscar no le llegó hasta “BUtterfield 8” (“Una mujer marcada”, 1960) del director Daniel Mann.

Consiguió su segundo galardón como “Mejor actriz” con “Who’s Afraid of Virginia Woolf?” en 1966, película dirigida por Mike Nichols.

También recibió varios Globos de Oro varias de sus interpretaciones.

A parte de recibir dos Óscar, fue premiada con un Oso de Plata a la mejor interpretación femenina por “Hammersmith Is Out” (“Pacto con el diablo”, 1972), del director Peter Ustinov.

Acerca de su vida personal, se pueden mencionar sus múltiples matrimonios. En total tuvo ocho, dos de ellos con el mismo hombre. Tuvo cuatro hijos, dos chicas y chicos.

Taylor cambió su religión del cristianismo al judaísmo, para poder casarse con Michael Todd (y posteriormente con Eddie Fisher), y cambió su nombre por Elisheba Rachelm (hebreo). Al divorciarse no volvió a cambiar su ideología, sino que se convirtió en fiel seguidora de la Cábala.

Mantuvo una gran amistad con Michael Jackson, quien le prestó la más famosa de sus propiedades, “Neverland Ranch”, para casarse con el constructor Larry Fortensky.

Liz Taylor acudió al funeral privado de Michael Jackson junto a los más allegados de éste.

La famosa actriz sufrió de muchas enfermedades, sobrevivió a una extirpación de un tumor benigno en el cerebro, una operación de cáncer de piel, llegó a romperse la espalda cinco veces, pasó dos neumonías (en una de las cuales le tuvieron que hacer una traqueotomía), tuvo que tratar su alcoholismo y su adicción a las drogas, así como también se le fue diagnosticada una insuficiencia cardíaca (le llegaron a cambiar una de las válvulas del corazón. Nació con escoliosis y se le sumó además la osteoporosis.

Por culpa de una insuficiencia cardíaca es por lo que nos dejaba el 23 de marzo esta maravillosa estrella de Hollywood a los 79 años, rodeada por sus cuatro hijos en el hospital Cedars-Sinai.

¿Qué podemos decir sobre ella? Sus ojos, su pelo, su boca, su carisma… Todo lo que tenga que ver con Lis Taylor merece un post entero. Sólo puedo decir que hemos perdido otra de las grandes. Pocas maravillas cinematográficas siguen a día de hoy con nosotros.

Este post se lo dedico a una de mis actrices favoritas, Liz Taylor. La gata ha dejado de estar en el tejado de zinc, ahora está en el de oro.


¡Pincha aquí si quieres ver su filmografía completa!


You Might Also Like

1 comentarios

Subscribe